Todo sobre mi madre

La relación con nuestra madre y nuestro padre. Crear relaciones familiares sanas padres e hijos.

Todos tenemos el deseo manifiesto o no, de estar en paz con nuestra madre y…también con el padre. Ellos nos dieron la vida, pero junto a su deseo de amor también nos afectaron sus propios problemas.

Otoño 2018 en el Institut Gestalt

2 sábados completos de vivencia, música, expresión y reflexión para encontrar una relación más sana donde poder quererse, revisando de una manera simbólica, poética, expresiva y esencial nuestra relación con la madre.

Trabajo reparador y liberador.

Vivir con un corazón encogido aunque uno/a se acostumbre siempre generará dificultades añadidas, inquietud, malestar, que no permitirán encontrar la paz sino es volviendo a encontrar ese camino que quedó interrumpido hacia la madre (o hacia el padre).

Esa herida pasada que siempre se hace presente por mucho que trate de evitarse, sigue dificultando nuestra capacidad de amar  y en definitiva de disfrutar de la propia libertad.

A veces se ha sobredimensionado a la madre, tanto que ya no se tiene espacio para sí; a veces ese amor que unía quedó interrumpido por un hecho traumático personal o familiar; a veces tiene tanto lugar el padre, que la madre queda en la sombra o… al revés; a veces la madre genera tanta carga sobre la hija o el hijo que ésta siente la necesidad de alejamiento…

¿Cómo recomponernos, reintegrarnos, cómo lograr una mayor autonomía, diferenciación y liberación y al mismo tiempo recuperar el vínculo amoroso? Este es el motivo fundamental de este taller.

Este trabajo te propone desde la vivencia, un paso más en tu propio camino de  encuentro entre el anhelo de Ser y la añoranza de  madre.

Un espacio grupal donde compartir entre mujeres y hombres, donde revisar juntos y con respeto las vivencias personales, un espacio donde con cariño y paciencia mirar de nuevo…abrir el corazón y liberarlo.

Limpiar nuestra relación con la madre, quizás sea el primer eslabón para limpiar la relación con el padre, para dar un buen lugar a la relación  con la pareja.

Y  yendo un poco más lejos, en paz con nuestras madres, será más fácil generar una relación sana con las hijas y  los hijos. Dejarlos libres de nuestras cargas  y permitir que estén disponibles para vivir sus vidas.

Estos grupos vienen realizándose  desde el 2015

Algo bello ocurre cuando una persona mira a sus padres reconociendo en ellos la fuente de la vida, aunque esta mirada limpia que atraviesa heridas es una tarea difícil para muchos. 
Herramientas: sistémica, arterapia, gestalt, conciencia corporal.

La medida de mi madre

 No se si te lo he dicho: 

mi madre es pequeña y tiene que ponerse de puntillas para besarme.

Hace años yo me empinaba, supongo, para robarle un beso.

Nos hemos pasado la vida estirándonos y agachándonos 

para buscar la medida exacta donde poder querernos.  Pilar Abad